Colaboradores Youtube

Técnicas de pesca: Flipping y Pitching (entre objetos)

En ocasiones el Black Bass se oculta tras un amasijo de ramas, algas o en el interior de coberturas tan espesas que no podemos tentarlo con ningún señuelo. Para esos casos existen dos técnicas: el Flipping (corta distancia) y el Pitching (larga distancia).
Ambas son técnicas de "cotro alcance", pensadas para los que pueden acercarse bien a esos apostaderos tan enmarañados.

Cómo pescar al Flipping
El Flipping se puede emplear durante todo el año y podría decirse que se trata de la presentación en vertical de nuestro señuelo.
Para ello deberemos colocarnos muy encima del apostadero y, mediante una acción de péndulo de la caña, colocar el señuelo en algún agujero de la cobertura que nos permita llegar al fondo.
Usando esta técnica la mayoría de picadas se producen durante la caída, por lo que si no nos pican ni en la primera caída ni usando posteriormente algo de "yo-yó", ya podemos cambiar de sitio.
Un buen equipo para Flipping será un equipo muy potente capaz de arrancar al bass de su escondite. Este equipo puede estar formado por una caña de grafito de acción dura y una línea trenzada o de fusión de entre 17 y 30 libras.
Los señuelos más usados son los jigs de más de media onza, pequeños spinnerbaits o vinilos del tipo lombriz, salamandra o cangrejo montados al estilo Texas, pero con el anzuelo más centrado y plomos de mayor peso colocados justo en la cabeza del vinilo.
Para evitar que el plomo corra podemos colocar un pequeño trozo de palillo en el agujero.
Esta técnica es muy útil en esos días soleados y cálidos en los que no logramos ninguna picada.
Podemos dirigirnos a las zonas donde se han agrupado troncos y demás por el viento y lanzar nuestro señuelo en el amasijo de ramas. No es necesario encontrar un agujero donde meterlo, gracias al peso del mismo nosotros crearemos ese agujero.
Lo único que debemos tener claro es el no lanzar nunza el señuelo a un lugar del que no pueda salir, con o sin pez.

Cómo pescar al Pitching
El Pitching es muy parecido al Flipping, pero es para más largas distancias.
Esto puede ser útil en zonas con el agua cristalina, donde el bass puede vernos fácilmente.
El método sería el mismo, usando una acción pendular de la caña para colocar el señuelo en el agujero de la cobertura, pero en esta ocasión lo haremos a más velocidad, permitiendo a éste ganar algo de hilo en el lance y así llegar más lejos.
Al igual que en el Flipping, en el Pitching necesitaremos equipos potentes, ya que de lo contrario permitiremos al bass ganarnos línea y enredarse entre las ramas o vegetación. Recordad que se trata de arrancarlo literalmente de su apostadero.

CAMISETAS DE PESCA EN WWW.INKREIBLE.COM

inkreible.com