Colaboradores Youtube

Cómo localizar al Black Bass

Una de las primeras dudas que aparecen cuando empieza la jornada de pesca es ¿Dónde puedo localizar al Black Bass?
Existen algunos trucos o indicaciones que nos pueden ayudar a localizar basses, sólo debemos prestar cierta atención a las señales que la misma naturaleza nos proporciona.
Los mejores sitios para localizarlo son los llamados límites. Los límites son aprovechados por casi todos los depredadores del mundo animal y consisten, básicamente, en esperar a las presas al borde de la vegetación, sombra, cambios de desnivel...
Existen muchos tipos de límites o apostaderos donde el Black Bass acecha esperando su oportunidad, pero antes de nombrarlos y explicarlos debemos aclarar la siguiente duda ¿Qué hace que en un apostadero se encuentren más ejemplares que en otro casi idéntico?
Una vez nos lo explican queda bastante claro y obvio, pero vale la pena estudiarlo un poco más. Y es que el secreto se encuentra en la cantidad de alimento que encuentren en el apostadero. Parece una tontería muy básica, pero se trata de saber el porqué de esa cantidad de alimento.
Para entenderlo debemos observar la cadena alimenticia desde el peldaño más bajo: la vegetación.
La vegetación sumergida, algas y musgo adheridos a rocas, ramas, árboles y demás es un lugar donde los insectos, larvas y zooplancton va a alimentarse. Estos atraen a cangrejos, salamandras, serpientes y peces pasto que, a su vez, atraen a los basses.
Dicha vegetación no tiene porqué ser visible en superficie. Puede tratarse de musgo o verdín adherido a las piedras del fondo. De ahí el siguiente principio: Cuanta más superfície, más vegetación y más animales. Con esto queremos decir que una zona llana no tiene tanta superfície de fondo como una con desniveles o árboles, por lo que esta segunda tendrá más números de tener musgo y pequeños animales, por lo que puede atraer más a los basses.
Al dirigirnos a una zona con vegetación visible deberemos fijarnos, también, en la salud de ésta, ya que significacrá que el fondo es más fértil y puede contener más vegetación sumergida.
Una vez visto el porqué de ciertos apostaderos, procederemos a nombrar algunos de ellos y explicar brevemente sus características.

Sombras
Son los límites más habituales y usados, sobretodo, en los meses más calurosos.
Estas sombras permiten al Black Bass no ser visto por sus presas y, además, ofrecen aguas más frescas.
Para pescar en las sombras es bueno usar los señuelos muy lentamente, como si de un animal confiado se tratase y no supiesen la amenaza que acecha.
En caso de usar técnicas como el flipping o pitching, deberéis evitar lo máximo posible generar mucho ruído al introducir el señuelo en el agua.

Cambios de color del agua
Con el viento y el oleaje se crean zonas de agua turbia que contienen alimento para los animales más pequeños.
Esto atrae a los black bass, que esperan en la zona de aguas claras, a que sus presas salgan.
Para pescar el Black Bass en este apostadero es bueno usar spinnerbaits, crankbaits o señuelos tipo lipless, usados de manera que salgan de la zona de aguas turbias hacia las claras.

Vegetación y rocas
El apostadero ideal y más conocido, con sombras y protección se sobras.
La vegetación y rocas son buenos, pero un buen truco es buscar donde la vegetación cambie de tipo y sea cuanto más espesa mejor.

RipRap: zonas pedregosas
Otro buen lugar para encontrar black basses son las zonas o playas pedregosas, formadas por piedras del tamaño de un puño, lo llamado  riprap.
En ellas pueden esconderse pequeños animales, pero no lo suficientemente bien como para escapar del Black Bass.

El fondo
Un cambio de fondo también puede ser buen para localizar ejemplares, ya sea lodo, roca o grava.
Cualquier cambio de profundidad también puede esconder un Black Bass al acecho. Estos cambios pueden ser cambios de nivel, piedras o pequeñas montañas sumergidas o puntales.
En estos puntales el bass siempre buscará la cara que esté en la sombra, pero cuando llegue el mediodía y no exista esa sombra, el bass quedará expuesto y deberá moverse, momento en el que podremos verlo y pescarlo a pez visto.
Usad señuelos de vinilo con montaje Texas o Carolina.

Construcciones
Cualquier objeto o construcción hecho por el hombre servirá de apostadero para el Black Bass.
Pueden ser muelles, barcas, casas, puentes... todo vale.

Límite Químico
Es el límite menos usado por su complejidad, pero también es válido.
Se trata del cambio de acidez de las aguas o PH. Para conocerlo existen aparejos que nos permiten medirlo y sacarle así buen partido.

Eliminando Agua
Una vez vistoss todos los puntos que nos ayudaran a localizar al black bass, toca aplicarlos a nuestra localidad de pesca para poder averiguar qué zona puede ser la más productiva.
Para ello nos bastará con un mapa del embalse en el que se muestre el contorno.
Sólo tenemos que dividir el embalse en 3 secciones, desde la zona más cercana a la presa (1) a la más alejada (3).  Con las réculas deberemos hacer lo mismo, desde las más cercanas al embalse (1) a las más alejadas (3).
Las zonas 1 tendrán más profundidad y las aguas más claras, mientras que las 3 serán más superficiales y estaran más tomadas.
La zona ideal para el black bass será aquella con las aguas ni demasiado claras ni demasiado tomadas o en el lugar donde ambas se encuentren.
El siguiente paso es mirar el calendario del Black Bass y adaptarlo a las zonas del embalse.
Por ejemplo, en otoño después de las lluvias, el agua estará turbia, por lo que nos dirigiremos a zonas con aguas más claras (1), con lo que ya estamos eliminando las zonas 2 y 3. Luego, siguiendo el calendario del Black Bass, nos dirigiremos a las grandes réculas, ya que se supone que estaran dirigiéndose a ellas para preparase para el invierno, con lo que, según la imagen del ejemplo, tenemos ya sólo 3 zonas de pesca.
Una vez llegado a este punto, sólo deberemos eliminar agua eliminando posibles coberturas y profundidades a base de probar y probar señuelos.

Localizar grandes basses
En el apartado de sus dimensiones y peso hemos visto que en invierno es más habitual capturar una de esas piezas récord que tanto escasean.
En España las piezas que puedan superar los 2 kilos no suelen ser más del 2%.
Los grandes basses son escasos y raros en nuestras aguas y, además, es habitual pescarlos en invierno, ya que, por lo dicho anteriormente, son los más predispuestos a alimentarse en todo momento y a defender su zona de caza incluso en invierno.
Una vez visto esto, lo primero que debemos hacer para encontrar, quizá, a un gran ejemplar, es ir a una zona normalmente poco visitada por pescadores y buscar en él ciertos puntos, cuantos más puntos de ellos encuentres en una misma zona más posibilidades de encontrar un gran ejemplar tendrás:
- Zonas superficiales con fondo de riprap (piedras del tamaño de un puño)
- Fondos escalonados con acceso rápido a cambio de profundidad brusco
- Alimento abundante
- Zona expuesta al viento constantemente

CAMISETAS DE PESCA EN WWW.INKREIBLE.COM

inkreible.com