Colaboradores Youtube

Pescar Black Bass en Otoño

Los días cálidos de verano dan paso a los primero días del otoño, con aguas a menor temperatura.
Si en primavera encontramos 5 etapas y en verano 2, en otoño podremos diferenciar 3.

Black Bass en Otoño: etapa posterior al verano

El agua se enfría igual que se calienta, por estratos de arriba abajo. Los basses se suelen acercar a las playas en busca del escaso alimento, persiguiendo a la minitalla hasta las réculas.
Una buena zona para encontrar al Black Bass en otoño son las ramas o árboles sumergidos a medio camino entre las réculas y las zonas donde los encontramos en verano.
Se trata de una etapa bastante variable, así que podemos conseguir capturas en cualquier profuncidad y a cualquier velocidad, es cuestión de ir probando.

Black Bass en Otoño: etapa del apagón de otoño

Es, sin duda, la peor época de pesca del Black Bass.
Esto se debe al enfriamento rápido de las aguas superficiales, lo que hace que se mezclen con los estratos inferiores y desorienten algo al bass, que debe adaptarse y buscar un nuevo lugar que habitar.
Este estrés hace que el black bass desconfíe de casi todo, siendo el más leve ruído una señal de alerta para él.
Para poder localizar al Black Bass deberemos buscar aguas poco profundas fuera de las réculas, como puede ser una playa con vegetación, donde dicha vegetación, además, filtrará algo de las turbias aguas otoñales, dejando mejor visibilidad al bass y a nosotros.
Cómo hemos dicho antes, el agua que se ha enfriado en la superfície se ha mezclado con los demás estratos, quedando toda a la misma temperatura, lo que significa que podemos localizar basses a cualquier profundidad.
Concentraos en lugares afectados por viento y oleaje, donde abundaran los peces pasto.
Usad jerkbaits, cangrejos, tubos o salamandras a velocidades lentas y sin armar mucho jaleo.

Black Bass en Otoño: etapa de aguas frías de otoño

La temperatura del agua ya ha descendido de los 15ºC y el Black Bass intentará hacer acopio de grasa para pasar el duro invierno, o lo que es lo mismo, lo convertirá en un depredador voraz, conviritendo esta etapa en una etapa bueno para la pesca.
Los basses se han dirigido hacia las réculas, pudiéndo encontrar bancos de basses al final o al principio de éstas.
El hecho que tengan un apetito voraz hace que nos permitan usar grandes señuelos, siendo aconsejables lombrices de color oscuro, crankbaits o spinnerbaits.
Otro factor a tener en cuenta son los árboles alrededor de los cuales podemos localizar basses. Debemos distinguir dos grandes grupos: árboles de madera blanda y árboles de madera dura.
Los árboles de madera blanda se encuentran en zonas más superficiales y sin desniveles. Presentan una madera clara y deterioramiento rápido. Resultan un buen escondite al tener, seguramente, ramas desperdigadas al su alrededor y no estamos cerca de un cambio brusco de profundidad.
Los árboles de madera dura son de color muy oscuro y resistentes. Crecen cerca de grandes cambios de profundidad y, normalmente, más adentro de las réculas.
Los de madera dura atren peces antes y durante la puesta, mientras los de madera blanda los atraen durante la puesta y en verano.

CAMISETAS DE PESCA EN WWW.INKREIBLE.COM

inkreible.com